Go to Top

Cómo realizar correctamente la limpieza anual de tus dispositivos

A medida que se aproxima la primavera, muchos de nosotros comenzamos con la limpieza de nuestras mesas de trabajo y de nuestros hogares, pero ¿qué hay de nuestros dispositivos? Es el momento perfecto para limpiarlos y aumentar el espacio de almacenamiento para el año que tenemos por delante. Antes de empezar, no obstante, debes preguntarte qué te gustaría conseguir con la limpieza de tu dispositivo: ¿un mejor rendimiento o un mayor espacio de almacenamiento? ¿Quieres deshacerte de documentos antiguos que nunca volverás a utilizar? ¿Quieres simplemente borrarlo todo y empezar de nuevo? En cuanto tengas un objetivo en mente, podrás escoger la opción que más se adapte a las necesidades de tu limpieza anual.

En este artículo destacaremos algunos conceptos clave que tener en cuenta a la hora de limpiar tus dispositivos, ya se trate de un teléfono móvil, un PC o un portátil. Aquí encontrarás consejos para cualquier dispositivo y situación.

Primero, la copia de seguridad

Lo primero es lo primero: asegúrate de haber realizado una copia de seguridad completa en un dispositivo externo, como por ejemplo un disco duro. Es cierto que podrías limitarte a realizar una copia de seguridad de los archivos que consideras más importantes, pero ¿y si te dejas alguno y lo borras después sin querer? En ese caso tendrás que ocuparte de intentar recuperar tus datos, cuando lo que querías realmente era deshacerte de ellos.

Si no estás seguro de cómo realizar la copia de datos perfecta, consulta nuestras instrucciones al respecto en este artículo previo. Léelo y asegúrate de que has elegido un método adecuado para ti y para tus datos. Una vez hayas decidido cómo y dónde realizar la copia de seguridad, hazlo a conciencia. No hay nada peor que perder datos, creer que tienes una copia a salvo en algún lugar y encontrarte con que no existe, está corrupta o no contiene los datos que esperabas. ¡Nadie quiere eso!

Los discos duros externos pueden comprarse online a precios relativamente económicos y son la solución de copia de seguridad perfecta para los dispositivos de uso diario. Si todavía no tienes uno, merece mucho la pena que inviertas en su compra, ya que entonces tendrás la oportunidad de realizar copias de seguridad offline y mantener a salvo a tus datos más importantes.

Comienza la limpieza

Una vez realizada la copia de seguridad, puedes empezar a mirar qué datos eliminar. Un buen modo de hacerlo es que compruebes si existen datos duplicados: ¿de verdad necesitas en tu teléfono 5 archivos PDF distintos del mapa del metro de Londres? Decide lo que puedes fusionar y eliminar. ¡Más de una vez te sorprenderá toda la basura que has acumulado!

En los PC y en los portátiles puedes utilizar la instalación Liberador de espacio en disco para ver qué eliminar (la encontrarás en Panel de control o en Configuración del sistema). Normalmente verás que existen programas antiguos o archivos temporales de los que podrías prescindir, así como otros archivos que tu sistema operativo identifique como innecesarios.

Otro modo muy rápido de liberar espacio es eliminar el historial de navegación y la carpeta de descargas (¡tras haber comprobado primero que no contiene nada importante!). En la mayoría de los casos veremos que hemos acumulado un montón de archivos innecesarios que no necesitamos conservar.

Servicios en la nube

Otro camino que explorar es la opción del almacenamiento en la nube. Según la cantidad de datos que tengas, este método puede convertirse rápidamente en costoso e ineficiente, pero si solo tienes algunas fotos y archivos ¿por qué no almacenar una copia de seguridad en un servicio como Google Drive en lugar de en tu disco duro? Recibirás 15 GB gratis, con la opción de pagar más adelante por una actualización. Además te beneficiarás de poder acceder a tus archivos desde cualquier dispositivo, lo cual es útil si necesitas abrir o editar documentos sobre la marcha.

Está claro que el encanto de la nube reside en que todo tiene copia de seguridad y no se guarda localmente, lo que significa que cuentas con una mayor seguridad de datos al tiempo que liberas espacio en tu disco duro local: ¡todos salen ganando!

¿Cómo de sano está tu disco duro?

Y ya que estás en ello, ¿por qué no comprobar el estado físico de tu disco duro o SSD? Existen herramientas especializadas disponibles que te permiten hurgar en las profundidades técnicas de tu disco duro y comprobar que todo funciona como debe. Hay numerosas opciones gratuitas entre las que escoger; si no estás seguro de qué buscar, un buen punto de partida es elegir una funcionalidad de análisis SMART. Puedes leer este artículo para obtener información más detallada, pero básicamente necesitas una herramienta que te muestre el estado físico general de tu disco duro para poder decidir si es probable o no que falle próximamente.

Ten cuidado, sin embargo, con la herramienta que elijas, incluso aunque parezca sencilla de usar. A veces es muy fácil realizar cambios accidentales y letales en tu disco duro, que suelen tener como consecuencia pérdidas de datos. Si no eres plenamente consciente de las funciones de la herramienta y en qué consisten, o si no tienes dotes técnicas, lo mejor es que solicites asesoramiento a tu especialista informático local para no poner en peligro tus datos (o que te abstengas totalmente de utilizar estas herramientas).

¿Y si quieres deshacerte de todo?

Si quieres limpiar por completo tu dispositivo y empezar de cero, existen muchas maneras de hacerlo en función de tus necesidades. Si vas a seguir utilizando el dispositivo, entonces no tienes que preocuparte si te excedes; puedes probar a formatear el dispositivo o realizar un restablecimiento de los valores de fábrica si utilizas un teléfono móvil o una tablet. En cualquiera de los dos casos tendrás que configurarlo todo de nuevo. También tendrás que comprobar que has realizado una copia de seguridad previamente y que funciona, como ya hemos mencionado.

El formateo del disco duro puede convertirse en una situación desafiante si tienes que recuperar archivos que has eliminado por error. Si has utilizado una herramienta de borrado de datos especializada, el proceso es irreversible y normalmente la recuperación será imposible, ¡quedas advertido!

Si prefieres borrarlo todo y donar, revender o reciclar tu dispositivo, en primer lugar debes utilizar una herramienta de saneamiento de datos apropiada para garantizar que no queda rastro de tus datos (seguro que no quieres vender tu portátil o teléfono online y que tus datos se hayan quedado ahí para que alguien pueda echarles un vistazo). Puedes utilizar diferentes herramientas según tus necesidades: para uso personal puedes salir del paso con software libre o confiarle la tarea a un especialista informático. Sin embargo, si vas a limpiar dispositivos empresariales tendrás que utilizar una solución empresarial que cumpla con las normativas de datos y las políticas corporativas.

Limpia con precaución

Cuando limpies tus dispositivos, lo mejor es realizar correctamente una copia de seguridad de todo en primer lugar y andar con pies de plomo al borrar datos indeseados. Lo último que quieres es causar daños involuntarios por tomar decisiones impulsivas o eliminar archivos de sistema importantes. Asegúrate de que has decidido exactamente lo que quieres borrar para poder elegir el mejor modo de hacerlo evitando la pérdida de datos. Una vez lo hayas hecho, crea un recordatorio para hacerlo regularmente, ya que las prácticas de higiene de datos y de copias de seguridad adecuadas no solo mejoran la seguridad de tus datos sino también el rendimiento de tus dispositivos. ¿Quién no querría eso?

, , , , , , , ,

Deja un comentario