Go to Top

¿Cuáles son los dispositivos más afectados por la pérdida de datos?

El Índice de Pérdida de Datos está basado en los resultados anónimos que recibimos regularmente a través de nuestra herramienta de autoevaluación para pérdida de datos. A lo largo del tiempo hemos visto algunas tendencias que comparten los varios miles de participantes y que se dan recurrentemente entre la multitud de países participantes.

A lo largo del periodo de abril a junio de 2016 recibimos más de 3000 entradas anónimas de personas que habían sufrido pérdidas de datos en sus dispositivos.

A pesar de que las razones, los tipos de dispositivos y los sistemas operativos difirieron, se observaron también similitudes subyacentes en los tipos de problemas experimentados.

¿Cuáles son los dispositivos más afectados?

De un total de 3163 entradas recibidas en el periodo del 1 de abril al 30 de junio de 2016, el 35 % estuvieron relacionadas con discos duros externos y un 34 % con ordenadores portátiles.  ¿Es esto lo que deberíamos esperar? La realidad es que no es un resultado sorprendente, dado que la naturaleza móvil intrínseca de estos dispositivos los coloca en una posición de mayor riesgo de daños.

¿Somos más descuidados con los ordenadores portátiles?

Quizás. A pesar de que la mayoría de los usuarios considera a los ordenadores portátiles dispositivos móviles, estos son en realidad frágiles y deben tratarse con un cuidado especial. Para prevenir daños físicos en el disco duro, te recomendamos que apagues el portátil (o actives el modo de hibernación) antes de desplazarlo. Si lo cambias de lugar mientras está funcionando, lo más probable es que el disco duro esté girando y por lo tanto exista un riesgo mayor de que sufra daños mecánicos (físicos) si se golpea accidentalmente contra alguna superficie.

¿HDD o no HDD? Esa es la pregunta y (algunos) no estamos seguros.

Mientras que la mayor parte de los usuarios (el 79 %) informó de tener una HDD en sus dispositivos, hasta un 14 % declaró no tener claro el tipo de memoria que utilizaba.

Es importante averiguar esta información, ya que el hecho de que tu dispositivo utilice una HDD o una SDD puede afectar cómo se almacenan o eliminan tus datos, lo cual puede a su vez afectar el coste y el proceso de recuperación.

Obviamente, la ventaja de usar una SSD (aparte de un incremento en la velocidad) es que no hay que preocuparse tanto por que el dispositivo sufra ningún tipo de daños físicos. Los SSD son generalmente más robustos y funcionan bien con dispositivos de alta movilidad.

Las HDD son más económicas y comunes en el mercado pero son más apropiadas para dispositivos que se utilizarán en una ubicación fija. Si tienes pensado desplazar el dispositivo (si el dispositivo es un portátil, por ejemplo), te recomendamos que lo desconectes previamente.

Existen algunos efectos no tan obvios de elegir una SSD, en lugar de una HDD, que deben tenerse en mente. Las SSD, por ejemplo, pueden verse afectadas por daños lógicos y es más probable que sobrescriban totalmente archivos eliminados antes de sobrescribirlos con nuevos datos. Mientras que las HDD pueden dar la impresión de haber eliminado los datos, lo que ocurre en realidad es que ese espacio se marca como “libre” y está listo para sobrescribirse con nuevos datos cuando sea necesario.

Por lo tanto, si realizas (¿accidentalmente?) un formateo rápido en una HDD, es probable que todavía puedas recuperar los datos. Un formateo rápido, es, por el contrario, irrecuperable en una SSD y eliminará las áreas vacías como preparación para la escritura de nuevos datos.

Como siempre, lo mejor es estar preparado y tener copias de seguridad de tus datos. Es una tarea engorrosa, pero puede mantener siempre a salvo tus valiosos datos.

Detectar lo indetectable

En los últimos meses hemos detectado que el culpable número uno de la pérdida de datos son los “discos duros no detectados”, según nuestra Herramienta de autoevaluación para pérdida de datos. Durante este último periodo, el 27 % de los usuarios señaló esta causa como la responsable de su pérdida de datos (¡fue la causa más señalada!). Sin embargo, ¿qué significa realmente “no detectados” cuando hablamos de daños en el disco duro?

En primer lugar, no detectados es un término global que abarca fallos electrónicos, problemas con el sistema operativo, datos eliminados, fallos mecánicos e incluso corrupción del disco duro (nota al margen: un 7 % de los usuarios especificó la corrupción como la causa de la pérdida de datos).

Mientras que este tipo de pérdida es prevalente en la mayoría de los casos de pérdida de datos, los tipos de daños sufridos por el disco duro implicarán que lo más probable es que deba enviarse a una compañía especializada en recuperación de datos. A pesar de requerir una sala limpia, las herramientas necesarias e ingenieros expertos, este tipo de daños pueden ser complicados pero no convierte en absoluto a los datos en irrecuperables.

Normalmente se necesitará una labor profesional más extensa (especialmente si el daño es físico), lo que puede alargar y encarecer el periodo de recuperación. En la mayoría de los casos, no obstante, es probable que los datos todavía puedan rescatarse.

, , , , , , ,

Deja un comentario