Go to Top

La nube: PaaS, ¿para quién, para qué?

El principio de PaaS es proporcionar una máquina virtual en la nube, en Internet. Todo está permitido, con las ventajas y los riesgos que ello conlleva. No conviene desatender la posibilidad de recuperación de las base de datos. Entoces, PaaS, ¿para quién y para qué?

En lo que concierne a la nube, PaaS significa Platform as a Service, o sea, plataforma como un servicio. Es decir que en lugar de utilizar el software instalado en la nube como un servicio, siguiendo la denominación SaaS (Software as a Service, software como un servicio), se utiliza directamente los ordenadores; es un medio para instalar allí lo que se quiera como si se alquilara un ordenador equipado con Windows Server, Linux, etc., con todos los beneficios de la nube. Según este principio, los usuarios de estas máquinas son todas las empresas capaces de administrar su propio servidor para sus propias necesidades. Sin embargo, es inútil intentar utilizar estos servicios si no se cuenta con un buen administrador de servidores, ya sea interno o externo y con garantías que permitan la recuperación de base de datos que puedan perderse o extraviarse. En lo que tiene que ver con los usos apropiados de este ordenador en la nube, se trata de todo lo que puedas utilizar en un servidor interno y que podría pasar a la nube por varias razones, de las cuales la más simple es la utilización de un software que no se puede encontrar como servicio SaaS. En cuanto a los beneficios de PaaS: ganas en cuanto a costes de adquisición, costes de mantenimiento, energía, costes de telecomunicaciones, etc.

Funcionamiento

Quien dice ordenador en la nube dice ordenador virtual, cuya potencia y equipamiento virtual son directamente adaptables en función de las necesidades. En la plataforma Windows Azure, por ejemplo,  tú escoges la potencia del procesador, la memoria, el disco duro… Este es uno de los primeros beneficios de este dispositivo: no hay más necesidad de comprar un servidor que deberá amortizarse en varios años aunque ya sea obsoleto después de un año o dos.

La segunda ventaja de este tipo de plataforma es la seguridad. Puesto que tienes una máquina diseñada para tus propias necesidades, instalas los servicios de software que desees: tus herramientas de trabajo, lo necesario para la seguridad de acceso y la configuración para la recuperación de su base de datos. Casi todo depende de ti y de tu organización. Dependiendo de las plataformas, contarás con un acceso más o menos seguro a la administración de la máquina. Mejorarlo o no dependerá de ti, ya que es tu máquina. Sin embargo, debes tener en cuenta que en algunas plataformas, el acceso es sobreprotegido; los nombres de usuario y las contraseñas son tales que el único riesgo podría ser un fallo en el sistema de administración de las máquinas virtuales.

¿Y la recuperación de su base de datos?

En cuanto a los datos, el beneficio de PaaS es una vez más la capacidad de poder aprovechar tu propio ordenador. Puedes instalar en él el software de copia de seguridad de datos que desees y que garantice la recuperación de su base de datos. No estás obligado a guardar la copia de seguridad en la misma máquina que estás utilizando, y es incluso aconsejable que no lo hagas. ¿Se puede confiar en la recuperación de su base de datos en los servicios de una plataforma SaaS de copia de seguridad? Se entiende fácilmente que PaaS es de hecho un tipo de servicio en la nube que supera los problemas tradicionales de infraestructura y de limitaciones de las máquinas locales. PaaS se adapta a las infraestructuras existentes siempre y cuando lo que tenga que ver con la conexión a Internet haya sido pensado consecuentemente.

Deja un comentario