Go to Top

Como prevenir una pérdida de datos en un sistema NAS

Si piensas que la recuperación de un servidor “barato” NAS es tarea fácil, piensa de nuevo. Los servidores NAS pueden ser servidores basados en RAID de bajo coste orientados a pequeñas y medianas empresas, pero hoy en día son técnicamente tan complejos y difíciles de recuperar como productos similares (y más costosos) de gama alta de EMC, Dell, HP, etc.

Puesto que la mayoría de estos “pequeños” medios de almacenamiento cuentan ahora con funciones avanzadas similares a las versiones de gama alta (deduplicación, soporte de virtualización, establecer objetivos iSCSI, etc.), los datos se organizan en multitud de capas distintas que deben recuperarse y reestructurarse secuencialmente para acceder a los archivos de datos “reales”.

Una desconexión arriesgada

Recientemente, uno de nuestros clientes alemanes sufrió un fallo en el QNAP NAS. Su sistema basado en RAID6 consistía en 24 unidades de disco duro con una capacidad de 6 TB cada una. En el paso dos se crearon dos LUN iSCSI que contenían más de 40 y 60 TB de datos, respectivamente. Cada LUN era un objetivo iSCSI de un sistema Windows Server 2012 R2 y estaba formateado como una partición NTFS. Además, la función de deduplicación de Windows Server 2012 R2 se utilizó también en las dos LUN.

Un pequeño servidor con un gran problema

Un día la empresa inmobiliaria, experimentó lentitud en el comportamiento de su NAS, así que el departamento de TI desconectó el sistema. El resultado de esta decisión fue que las dos LUN se tornaron inaccesibles a pesar de que todavía se mostraban las letras del disco. Y lo que fue aún peor para el cliente: ¡no contaban con ningún tipo de copia de seguridad en absoluto!

Superar el Armagedón

Era la primera vez que la compañía se ponía en contacto con Kroll Ontrack para solicitar ayuda. Nuestro análisis mostró que, para llevar a cabo la recuperación de datos, existían seis capas de estructura de datos que debían procesarse consecutivamente. Ya que un QNAP NAS funciona con un sistema de datos Linux, lo primero que tuvieron que hacer nuestros especialistas fue reconstruir la capa QNAP NAS RAID6 para acceder al sistema de archivos Linux EXT4. En él se ubicaban fragmentos de las LUN desaparecidas y que debían reconstruirse para acceder a los datos LUN sin procesar de 64 TB y 44 TB. El tamaño de cada fragmento era aproximadamente de 1 TB, de modo que tuvieron que revisarse, estructurarse y reagruparse más de 100 “piezas de datos iSCSI” para reconstruir cada uno de los dos archivos LUN iSCSI.

Estos fragmentos iSCSI los gestionaba originalmente el sistema QNAP y los combinaba sobre la marcha, de modo que el sistema Windows Server creía que podía acceder a los dos LUN existentes. Los expertos en recuperación de datos consiguieron combinar los archivos LUN iSCSI en un solo volumen NTFS después de copiar los archivos iSCSI en bloque en un medio de almacenamiento SSD temporal. Dado que la deduplicación también estaba habilitada en Windows Server en este sistema, los ingenieros tuvieron que operar en la sexta y última capa para averiguar qué datos estaban afectados por esta función y crear un volumen NTFS posteriormente utilizable para la compañía.

Aún con las herramientas de recuperación patentadas y altamente especializadas de Kroll Ontrack, recuperar tal cantidad de datos y copiarla al nuevo medio de almacenamiento de copia de seguridad llevó varias semanas. El análisis final de este caso por parte de los expertos de Kroll Ontrack reveló claramente que el servidor NAS no se había configurado correctamente tras haberse comprado y que esa podría haber sido la causa del fallo.

Aprendizaje para el futuro

Tal como hemos descrito, la recuperación de datos puede llevar muchísimo tiempo si, como en este caso, existe una cantidad enorme de datos almacenados en el servidor. Por esta razón es recomendable (y crucial) configurar un servidor NAS correctamente antes de almacenar datos en él. También es sensato estar preparado para escenarios de pérdidas de datos, ya que en momentos críticos lo que menos quieres es ponerte a hacer una búsqueda para obtener ayuda.

Esta historia también pone de relieve que, aunque un sistema NAS tenga muchas funciones avanzadas, debes tener cuidado a la hora de elegir cuáles usar, ya que estos servidores no son tan resistentes a los fallos como los productos de alta gama. En el caso que hemos descrito, por ejemplo, el uso de la función de deduplicación convirtió a la recuperación de datos en más compleja de lo necesario. Puesto que los discos duros para estos sistemas se han abaratado en los últimos años, podría haber sido mejor usar discos adicionales en lugar de hacer la estructura de datos innecesariamente más compleja y, con ello, arriesgarse a que quizá ni siquiera los expertos en recuperación de datos pudieran ser de ayuda en un plazo manejable y a un coste razonable.

Créditos de la imagen: Paul-Georg Meister  / pixelio.de 

, , , , ,